Detrás de la puerta, esto

Detrás de la puerta, esto
Procuro que mi blog sea agradable como lo es un buen vino para quién sepa de cepas; como un buen tabaco para aquellos que, como Hemingway, apreciaban un buen libro, un buen vino, un buen ron y un buen puro. Es todo mi intento para cuando abra esta puerta (Foto: Fotolia.com).

Temas disponibles en este blog

viernes, 29 de febrero de 2008

Cómo hablan los españoles (II)

La colonia paraguaya en España no queda atrás y, por tanto, aprende las palabras y frases de los de este país. Y más nos valga por la necesidad de integrarnos a ellos. Que los compatriotas recien llegados no se sorprendan cuando es recibido en el aeropuerto por uno de los suyos con un "hola, ¿qué hay?" o que le invite a tomar una "caña" con "un par de pinchos". Para ir calentando motores entre aquellos que preparan maletas para la Madre Patria he aquí otras palabras y frases con sabor a vino de La Rioja, jamón ibérico y aceite puro de oliva.
Alucinada/o - Sorprendido/a, seducido/a. En el Paraguay se diría algo así como “¡espectacular!” (o “¡epectacular!", como popularizó una modelo escasamente fanática del uso correcto de la “ese”.

Chaval - Niño, mitaí.

“Hasta ahora” - Hasta luego. Muchos paraguayos se resisten a usar "hasta ahora" a la despedida porque, dicen, si nos despedimos con esa frase es como si no nos despidiéramos.

“Hola, ¿qué hay?” - En Paraguay se diría “hola, ¿que tal?”, “hola, ¿qué hay de nuevo?”. Para los paraguayos en España lo de “¿qué hay?”, a la hora del saludo suena áspero, menos amable.

Joder - Expresión corriente y de mucho uso. Igual al paraguayismo “¡nde bárbaro!”, “kooore”. Se usa con frecuencia la expresión “joder, macho”, pero no se dice “joder, hembra”. La Real Academia de la Lengua define esta palabra como 1- Practicar el coito, 2- Molestar, fastidiar, 3)- Destrozar, arruinas; 4)- Como interjección para denotar enfado, irritación asombro.

Pinchos - Picadas, bocaditos consumidos en el bar. Hay pinchos de morcilla, ibéricos, de jamón, de la casa, etc.

Pues - Igual a la muletilla paraguaya de “bueeeno”, “esteee…”, “eeee…”

“¿Qué me dices?”- Frase comodín en cualquier conversación entre españoles. Denota estados imperativos, provocativos e intolerantes. El paraguayo diría “mbaé la re ú seva”, “nde tavyma pió”, “terehona emoyahú curé mbaé”. Claro, se nos hace que las frases en guaraní son mucho más fuertes que aquel en español.

Raciones - Porciones. Por ejemplo, una porción de comida. En Paraguay no se acostumbra pedir "una ración" de "albóndigas", por ejemplo. En algunos bares populares de Asunción, sí se sirve "medio plato", de guiso, locro, u otros platos típicos.

Salón - Sala de la casa.

Tía/o - Algo así como “pendeja”, “pendejo”, “tipo”, tipa”. Expresión utilizada preferentemente por los jóvenes.

¡Uff! - Se la usa para enfatizar alegría, decepción, realización, sorpresa, enfado, etc.. También hay quiénes abusan de su uso, entonces como que pronunciarla ya no tiene sentido. Los porteños habrían heredado esta interjección española a través de los inmigrantes vascos y gallegos y, con el tiempo, la modificaron como “¡Ufa!”, a la que añadieron el “¡ché!”.

1 comentario:

Monica dijo...

te falto COÑOS!