Detrás de la puerta, esto

Detrás de la puerta, esto
Procuro que mi blog sea agradable como lo es un buen vino para quién sepa de cepas; como un buen tabaco para aquellos que, como Hemingway, apreciaban un buen libro, un buen vino, un buen ron y un buen puro. Es todo mi intento para cuando abra esta puerta (Foto: Fotolia.com).

Temas disponibles en este blog

martes, 22 de enero de 2008

Directores y compañeros

La gente que me lee me alienta a seguir escribiendo en este blog. Son personas de Paraguay, España, Estados Unidos, Brasil por sus cartas remitidas a mi correo electrónico. Les agradezco los elogios que, les debo confesar, me hacen muy bien. Quiero compatir estos halagos con la gente que manejan desde el silencio estas tecnologías venidas de las entrañas de Internet, a quiénes no tengo el gusto de conocer.
Sí, con esa gente quiero compatir las bonitas cartas que me remiten mis amigos y los que no son. De vez en vez suelo leer en los diarios que este mecanismo mundial de comunicación está manejado desde algunos sitios por personas, generalmente jóvenes. Son los administradores de los blogs, algo así como los jefes, o los gerentes, o los directores nuestros. Sí, me suena bien, directores, porque dirigen. Pero también me parece bien tratarlos de compañeros míos. Compañeros de trabajo.
No tengo idea quién les paga el sueldo. Debe ser Google, me supongo, puesto que estos blogs dependen de Google. Y esto de que mis directores cobren un sueldo para que yo escriba medio que me incomoda porque 1)- Me dan gratis el espacio para poner lo mío y; 2)- Le pagan para que cuiden de mi página.
A esa gente, desconocida para mi, muchas gracias y, por favor, compartan conmigo, directores míos o compañeros míos, las alabanzas que recibo en mi mail por lo que logramos desde "Puerta de emergencia".

1 comentario:

Angel Arias dijo...

He conectado a su blog de casualidad (esa fuerza potentísima que nos da a veces gratas sensaciones). Este fue el caso, porque nos unen muchas aficiones.

Le animo,pues, si es que le hicieran falta más ánimos de los que evidencia, a seguir en el empeño. Desde la coetaneidad, un saludo cordial,

http://amarias.blogia.com
y http://alsocaire.blogia.com