Detrás de la puerta, esto

Detrás de la puerta, esto
Procuro que mi blog sea agradable como lo es un buen vino para quién sepa de cepas; como un buen tabaco para aquellos que, como Hemingway, apreciaban un buen libro, un buen vino, un buen ron y un buen puro. Es todo mi intento para cuando abra esta puerta (Foto: Fotolia.com).

Temas disponibles en este blog

sábado, 26 de julio de 2008

Asunción y Madrid

¿Qué tal?, luego de unas cuantas semanas vuelvo a la carga con mi blog. Es que no pude volver a escribir una anémica línea ni bien llegué a Paraguay el pasado 8 de julio. Desde esa fecha anduve a los trotes; primero el congreso de los inmigrantes, luego las gestiones que debo hacer por encargo de varios amigos paraguayos en España (que incluye la entrega de encomiendas, claro) y de los amigos españoles que tienen ganas de invertir en nuestro país. Esto de la inversión española en Paraguay me entusiasma. También la familia, la casa, etc., etc.
Cuando llegué recién a Asunción, a propósito, me llamó la atención la reactivación de las construcciones. Vi mucha actividad en los alrededores del shopping Del Sol así como del Mariscal López, sobre la avenida Eusebio Ayala, San Martín, Mariscal López. Sobre la de España noté mucho movimiento.
No dejó de interesarme el interesante flujo de aviones pequeños desde y hacia el aeropuerto de Luque. Cuando me marché a Europa a mediados de 2006 no volaba ni una mosca en los hangares de Luque. Las avionetas se usan preferentemente para conectarse con las unidades productivas del interior del país, en las que se trabajan preferentemente la agricultura y la ganadería.
Me sorprendió la calidad de la gente que asumirá el nuevo gobierno. Gente con muchas ganas de hacer bien sus tareas.
En contrapartida lamenté el estado de nuestras calles y plazas. Mucha basura por doquier; las paredes llenas de afiches y pintatas. Extraño de Madrid la limpieza, los bancos allí donde sea necesario tomar un descanso, la escasa polución.
Nuestro tráfico sigue siendo un caos. La gente es muy nerviosa en el volante. Noto mucha prepotencia de los conductores. Los desesperados bocinazos, los niños y jóvenes limpiando parabrisas, los ómnibus sucios, los vendedores ambulantes y sus pregones a gritos en cada esquina, me recuerdan que estoy en la capital paraguaya.
Las noches madrileña comparo con las asuncenas. Años luces de diferencia. Ahora que es verano en la capital española, los ancianos salen a pasearse hasta muy tarde por sus calles, plazas, parques, bares con la garantía de una ciudadanía educada. En Asunción me encuentro con que ni bien cae la noche puedo ser víctima de un jovenzuelo "peajero", que por cinco mil guaraníes o por un celular es capaz de matarme.
Comparo a los policías de Madrid y de Asunción. En Asunción me encuentro con que a los vecinos de una comisaría policial le roban cada vez que les cante a los ladrones y que la última vez entraron de nuevo a la casa pasando por el patio de la comisaría. En Madrid el policía es capaz de atrapar al delincuente antes que cante un gallo y tomar de la mano al anciano cuando este cruza la calle. Confío que con el nuevo gobierno la policía paraguaya de nuevo sea depositaria de nuestra confianza.
La ciudad de Asunción está muy poluída. Es una permanente fumarola. Me llama la atención que Evanhy, aquella compañera mía en el programa "La Semana", de canal 9, hoy intendenta, no tome al toro por las astas. Con el humo de los automotores los asuncenos se están envenenando.
Escucho las radios, veo los canales de televisión de mi país y siento mucha hojarazca y comparo a mis colegas paraguayos con los comunicadores europeos. Para qué les voy a contar; no hay puntos de comparación.
A lo mejor me doy un tiempo para hacer periodismo en alguna radio de Paraguay, como lo hice en Madrid; me gustaría hacer comunicación como escuché hacer en la Península. A lo mejor es tiempo de dar una vuelta a todo esto. Me parece que el asunto pasa por la buena voluntad. Estamos en tiempos de sumar ...
Fui a tomar un café en Havanna, sobre la avenida España . Fue casi al mediodía de uno de los últimos domingos. Estuve allí durante casi una hora y media. A lo largo de ese tiempo fui el único cliente. Un domingo al mediodía en Madrid las cafeterías están abarrotadas.
Estuve en un conocido hotel asunceno participando de un desayuno de negocios con un referente empresarial paraguayo. Me llamó la atención que el mozo me preguntara si el desayuno quería "con pancito o sin pancito", que con pancito costaba tanto y sin pancito, menos. ¿Qué dirán de nosotros los inversionistas europeos cuando escuchen algo semejante en un hotel cuatro estrellas de Asunción?
En España se consume banana de Canarias, también de Costa Rica y Ecuador. Los españoles, como es obvio, hablan muy bien del sabor y la dulzura de la banana española. Estoy motivando a algunos amigos exportadores paraguayos para mandar banana paraguaya a España para que los de este país experimenten el placer de este fruta cosechada en nuestras tierras.
En fin, tengo cosas por contarles, luego de casi dos años de ausencia en mi tierra ...

4 comentarios:

EuroMundo dijo...

Hola Efraín: en mi preocupación por la ninguna noticia de tu parte desde que te fuiste de viaje a Paraguay, pese a mis reiterados mails, se me ocurrió hoy, entrar a tu blog porque era una buena forma de saber si aún, estabas "vivo"... por suerte y para mi tranquilidad...(e imagino que para la de muchos otros), estas "vivito y coleando" puesto que ayer mismo, has subido tu último articulo al blog...
De un párrafo de tu interesante artículo -como son todo los tuyos-, he podido colegir que piensas permanecer allí algun tiempo... de ahi, imagino, la expresión de tu deseo de "trabajar en algun programa de radio".... todo esto está muy bien... pero me gustaría saber porque no me has dado tu posición y, sobre todo, porque no me dijiste nada acerca de que, por cualquiera que fuera la razón, (todas absolutamente razonables por cierto), que te verías impedido de enviar tus habituales colaboraciones al periódico... ya que tal como convinimos antes de tu partida desde Madrid... me "enviarías tus materiales desde ASU, apenas los tuvieras"...
Bueno, mi estimado amigo... imagino que tus actividades, compromisos y el retomar de nuevo tu vida asunceña, te habrá sobrepasado y de ahí, la falta de tiempo para acusar recibo de alguno de mis correos...
de cualquier forma...ya sabes que estoy atento a cualquier cosa que quieras enviarme...
te envio un cordial saludo y mis mejores deseos de que todo vaya bien para ti...
Atentamente,
Juan Ignacio Vera
Director Periódico "EuroMundo Global"
Madrid - España

gra ozu dijo...

HOLA EFRAIN,QUE BUENO VOLVER A LEER UN ARTICULO EN TU BLOG Y BIEN VENIDO AL MUNDO REAL DE TODOS LOS PARAGUAYOS Y RECIEN AHORA CREO QUE TIENES REAL SENSACION DE LA QUE YO TUVE AL REGRESAR A PARAGUAY, ES UNA PENA QUE LA OTRORA BELLA CIUDAD DE ASUNCION HOY POR HOY SEA LO QUE ES,ESPERO QUE TU ESTADIA EN PARAGUAY SEA POR MUCHO TIEMPO Y UNA VEZ MAS BIENVENIDO....

Anónimo dijo...

Hola Efrain!!! ya extrañaba los posteos interesantes al blog.
Muy contenta de que estes por nuestra querida tierra, claro y muy cierto lo que dices..
Asunción ha cambiado bastante, a mi lo que más me duele y me hace pensar, es ver niños, aún polluelos! que andan pidiendo limosna para una comida, en vez de estar en la escuela, aseados y sin preocupación alguna de que si hoy tendrán o no algo para comer.. me entristece.. He trabajado mucho tiempo con chicos de la calle y el deseo que se ven en sus tiernos ojitos, es un Paraguay que le de buena educación,apoyo,comprensión, cariño, espacio para expresarse sin restricción, ser niños y tener la misma oportunidad sin distinción de clase social.
Los hogares estan minados de niños necesitados, sin padres, sin visión ni metas para su vida, sin quién les pase una mano.
Espero que esta nueva página que hoy todos lo estamos hojeando podamos ver un Paraguay mejor, con más ayuda comunitaria, más trabajo, respeto por la vida y para con la persona, la naturaleza y ver crecer niños fuertes, con educación excelente, salud, ellos son el futuro de nuestro mañana..
Asi también, estoy de acuerdo contigo en el caotico tránsito vehícular en horas pico. Lamentable, las calles sucias.
Una cosa en la que me fijé, dentro de Asunción pero más retirado hacia donde vivo Capiatá han puesto potes de basura para clasificar, bien pintadas, con rótulos bien vistosos, me emocionó saber que se esta comenzando a realizar cosas nuevas e interesantes y creativas.
La gente que quiere apostar por este nuevo gobierno y espero no seamos defraudados.
Un gusto haber compartido contigo!!!
Ya me estabas preocupando también, de por donde andabas!?! Ahora me explico tu ausencia :). Veo que estas muy bien y eso me alegra bastante..
Que tengas un hermoso domingo!!!
Saludos.
Cindy Colman

Laura, desde San Juan, Arg. dijo...

La banana paraguaya es más sabrosa que la ecuatoriana, definitivamente. Con un poco de capacitación y voluntad lograremos competitividad, muchos paraguayos se verán beneficiados.
Los paraguayos no tenemos la cultura del café como aquí en la Argentina, es una pena, pero no me extraña que en Habanna no hubiera nadie, quizá sea también por el excesivo calor característico del país.