Detrás de la puerta, esto

Detrás de la puerta, esto
Procuro que mi blog sea agradable como lo es un buen vino para quién sepa de cepas; como un buen tabaco para aquellos que, como Hemingway, apreciaban un buen libro, un buen vino, un buen ron y un buen puro. Es todo mi intento para cuando abra esta puerta (Foto: Fotolia.com).

Temas disponibles en este blog

jueves, 19 de junio de 2008

Informconf el último vestigio stronista

                                            (Foto: diario La Nación)
En enero de 1963, cuando el dictador Alfredo Stroessner hacía lo que quería en Paraguay, se creaba una sociedad privada que, con el tiempo, pondría en jaque a cientos de miles de paraguayos. Con la bendición del detestable militar sudamericano se hizo omnipotente un tal Venancio Castillo, mentor y artífice de Informes Confidenciales Sociedad Anónima (Informconf).
Esta empresa lucra desde entonces con las informaciones de las personas que cayeron en desgracia comercial, empresarial, financiera y crediticia en el país sudamericano.
La dictadura militar mantuvo bajo sus botas a todos los diarios, radios, revistas, partidos políticos, sindicatos, gremios, clubes deportivos y sociales, empresas, iglesia; no así, a Informconf.
En la década de 1980, a propósito, en Paraguay funcionaba una empresa privada llamada Banco Paraguayo de Datos (BPD) que hacía recorte de diarios, producía publicaciones y los vendía.
El BPD fue perseguido por tierra, mar y aire por orden del dictador, hasta que fue desmantelado, sus responsables metidos en los calabozos policiales, mientras que otros escaparon al exilio y; sus archivos destruidos. Unos cuantos románticos de la época pensaron que se podía tener un negocio de ese tipo en las comarcas del dictador.
El manejo de la información era exclusividad de Stroessner,; de su ministro del Interior, Sabino Augusto Montanaro, y de su tenebroso jefe de Investigaciones, Pastor Milciades Coronel. Nadie debía saber más que ellos sobre cada político, empresario, periodista, empleado, mecánico, albañil, maestra, diputado, senador, ama de casa, despensero, vendedor de periódicos. Nadie.
Con la excepción: Informconf.
Mientras La Tribuna, ABC, Ultima Hora, El Pueblo, Aquí, El Enano, Criterio, periódicos paraguayos eran arrasados por los policías de Stroessner, el archivo de datos de Informconf era intocable y seguía ileso y campante proveyendo informaciones a quien pague por ellas sobre personas y empresas, pese a proclamar que “bajo ninguna circunstancia Informconf divulgará cualquier información acerca de un individuo a terceras personas”.
Desde su creación accedió a los arcanos del Poder Judicial, santo santorum del dictador, para extraer la información de su apetencia. Era el él único que podía tomar el vino de la sacristía, para que, con el tiempo, pueda reunir “ciertos tipos de información acerca de nuestros usuarios”, como advierte con cierto desparpajo en su página web.
                                                (Foto: Internet)
Cayó Stroessner pero informconf siguió su hoja de ruta. Continuó creciendo; creó una oficina para cobrar a los morosos, que si no pagan sus datos personales iban a parar en su banco de datos, cacerola donde hierve hasta despellejarse la víctima de turno. Como juez y parte adquirió poderes que, quizás, no tenga ni la CIA de los Estados Unidos.
Cuando esta empresa privada decidió mandar los datos del deudor (que en Paraguay son millones por el cierre de bancos, financieras y la quiebra de miles de empresas de grandes medianos y pequeños portes) y lucrar con su banco de informaciones los desempleados quedaron como atrapados sin salida, optando la migración para mantener a la familia. Así lo hicieron y, desde donde están, los afectados envían dinero al Paraguay para que aquello no deba colapsar aún más. Muchos miles de estos inmigrantes paraguayos fueron acosados por Informconf hasta arruinarlos. Esta empresa también tiene su buena cuota de responsabilidad en la quiebra del país.
¿Qué piensa hacer el nuevo gobierno para frenar el poder de esta empresa privada?, ¿seguirá teniendo Informconf tanto poder como cuando nació y se enriqueció en tiempos de la dictadura?
(publicado en el períodico madrileño "Euro mundo Global" del mes de junio de 2008)

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto lo acabo de escribir en somosparaguayos.com
Estaba dirigida a una que tuvo que salir del pais "por culpa de inforconf"...es impresionante como los paraguayos le hechamos la culpa a todo y a todos...al tiempo que insistimos que nosotros no tenemos la culpa de nada
Pienso que es pertinente escribir la respuesta aca tambien.

Pongan la plata, paguen las cuentas y las obligaciones contraidas y dejense de jorobar!!!.
El capitalismo es un sistema espantoso...pero los modelos ensayados para reemplazarlo han sido mucho peores.
Y el capitalismo no funciona sin mecanismos de informacion.
Inforconf, con su mediocre gerenciamiento y sus enormes carencias, es parte de esos mecanismos.
Y, en este pais, es el unico que tenemos.
Por lo demas, es bueno recordar que, la hoy damnificada por el sistema...ayer nomas era parte de la misma!!...y parte privilegiada, ya que segun su propia declaracion, "ganaba bien".
Al no pagar ella y muchisimos como ella, aumenta la tasa de morosos...y por ende aumenta tambien la tasa de intereses para todos los que seguimos viviendo en este pais, ya que inevitablemente aumenta tambien el factor riesgo.
Asi que a poner la plata y dejarse de jorobar

Efraín Martínez Cuevas dijo...

No suelo contestar a los incapaces de mostrar la cara ante la opinión pública. Pero haré una excepción. Contestaré a este anónimo.
Para decir guarangadas como lo que dice debe tener, al menos, el coraje de dar la cara. El Paraguay está como está porque también demasiados cobardes existen en el país. Cobardes e incapaces, prestos - sí - para aplaudir al dictador de turno y hacer leña del árbol caído, como de los emigrantes que tuvieron que salir de la patria con una mano atrás y otra adelante. El que critica no creo que sea alguien que como uno sólo de los emigrantes paraguayos que para salvar la plata, como lo salva, se ponga a cosechar bajo los 45 grados de calor en Andalucía; o empujar una silla de ruedas, con anciano sentado en ella, o cuidar una Nochebuena el chalet de un rico.
Le quiero decir a este miedoso de decir su nombre y su apellido verdaderos que si bien miles han dejado cuentas en Paraguay, impagas todas, hoy empieza a pagarlas y poniendo todavía más dinero a las arcas del país, pese a todos los paniaguados que hacen coro a los que presionaron a los indefensos sin trabajo, sin mini empresas, sin casas, sin coches, porque un sistema perverso sencillamente los deglutió. ¡Qué puede saber un cobardón como el que escribió estas ofensas contra miles de los que, solamente desde España, ponen los 730 millones de euros anuales para un país donde se sigue dilapidando el dinero en cosas lujosas, en oportunistas que viven de los contratos públicos, en funcionarios haraganes, en ciudadanos que sólo saben aplaudir a vestigios de la dictadura que se resiste a terminar.
Los paraguayos que están en el exterior no tiran la culpa a nadie de su desgracia, sí asumen sus responsabilidades como ciudadanos; pero no olvidan que monstruos institucionales de siete cabezas como la que motiva este comentario han hecho polvo de la ciudadanía capaz de producir, pero que no la dejaban producir.
A ver si entienden los cobardes como el que, sin vergüenza, cuestiona una verdad de que pese a Informconf hoy desde el exterior los paraguayos mantienen al país y que, a la larga, o través de este constante flujo de envío de dinero beneficia a los que espantaron a tantos paraguayos hacia afuera. A ver si entendemos las cosas como son. Es una cuestión de sentido común. Dos más dos siempre será cuatro.

Anónimo dijo...

Ah! Veo que no tardaste en responder martines cuervas.
Me hace muy feliz que el comentario de esta mañana sobre informconf te haya dejado…, como decirlo…, como loquísima e histeriquisima.
Vos hablando de cobardía?!
Y de gente honesta que se parte el lomo trabajando para sacar el país adelante?!
Vos que TRABAJASTE PARA ZUCOLILLO Y LINO OVIEDO?!
Que te pasa?
Vos crees que la gente no tiene memoria en este país?
Que no sabemos quienes son esos dos?
Me decís “que el que critica no sabe lo que es trabajar bajo los 45 grados del calor de Andalucía”…y la verdad es que no.
Pero si se lo que es trabajar con 12 grados bajo cero en febrero, en el deposito y el polideportivo del La Guardia community college (el college donde estudie), en donde encendían la calefacción apenas una hora antes de la llegada de los deportistas.
Y todo lo hice sin dejar cuentas impagas en el paraguay, país en el que, según vos, “se sigue dilapidando el dinero en cosas lujosas, en oportunistas que viven de los contratos públicos, en funcionarios haraganes, en ciudadanos que sólo saben aplaudir a vestigios de la dictadura…”
Como podes ser tan caradura?!
Si esta es tu opinión del paraguay y de los paraguayos, para que seguís escribiendo en portales destinados a compatriotas?!
Porque no escribís en otros portales?!
En el paraguay, estimado martines cuevas, hay un montón de personas que se la rompen trabajando y no viven como vos decís que se vive acá.
Y lo más importante, y esta es la razón de todos los posteos que hago, CUMPLEN CON LAS OBLIGACIONES CONTRAIDAS y por ende no le temen ni a informconf, ni a nadie.
Los que temen al “monstruo de siete cabezas” son los que SE LLEVARON LA PLATA Y NO LA DEVUELVEN…Y PARA COLMO…TODAVIAN JUEGAN A SER VICTIMAS!!!
Yo mismo he sido victima de este tipo de gente, e inicie las acciones pertinentes en el juzgado de Kunzle.
Ya no me interesa recuperar la plata de la mujer que ahora esta en españa y me la saco con el cuento de que su mama estaba enferma y me la devolvía inmediatamente, poniendo como garantes a su hermana y a su cuñado que, por supuesto, no pueden pagarme debido a que también tienen que pagar a un montón de personas antes que yo y a las que también estafo esta mujer.
Pero si me interesa dejar en claro que si no fuese por ese “monstruo de siete cabezas”, este tipo de gente seguiría estafando.
Es la información que da informconf la que le pone un freno a todas estas estafas.
Mal que te pese.


Post-data: decime martines cuevas, por si acaso no formaste parte de esa banda conformada por extranjeros que asaltaban bancos y joyerías en malaga?
Espero que no tomes a mal la pregunta. Es que con tu historial y tus puntos de vista…

Anónimo dijo...

lo de inforconf molesta es que si estas en el ya no conseguís trabajo, si los dueños de empresas no tubieran en cuenta esa información y daban empleo todos trabajarían y cumplirían con sus obligaciones

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Hugo Mauricio dijo...

Hoy encontre el blog y me parecio genial..aun con la prohibicion por parte de la Corte Suprema por resolucion en plenaria del 18 de Junio de 2013, la empresa aún sigue obteniendo datos sobre juicios que aun no tiene sentencia,es decir, Informconf condena antes que la propia Justicia